Publicado el: Jue, Nov 24th, 2016

Viernes Negro: La locura de las compras devora los bolsillos por partida doble

black-friday-2
En USA las predicciones apuntan que seis de cada 10 consumidores en el país podrían ser arrastrados al delirio del consumismo este largo fin de semana

Como una imparable plaga que se esparce por medio mundo, cargada de gangas, timos y mucho frenesí a las puertas de las grandes tiendas, la fiebre del Viernes Negro, o Black Friday, vuelve a hacer de las suyas este viernes, seguida por su hermana cómplice Cyber Monday, en internet, el lunes a primera hora.

Y es que las predicciones apuntan que seis de cada 10 consumidores en EEUU, un estimado de 137,4 millones, esperan hacer compras durante el largo fin de semana, posiblemente sin saber que son arrastrados al delirio del consumismo y que, al final del día, muchos se darán cuenta que han gastado más de lo que esperaban en artículos que realmente no necesitan.

De esta manera, grandes marcas y empresas se apropian de la fecha, unos minutos después del feriado de acción de gracias Thanksgiving, cuando se supone que la familia se reúna para agradecer las ‘bendiciones’, que no tienen su origen en el orden material.

“Hay grandes y pequeñas tiendas que apuestan por rebajar los precios ese día, incluso unas horas antes que comience la esperada jornada de descuentos, y está muy bien que el consumidor aproveche la oportunidad”, declaró a DIARIO LAS AMÉRICAS el economista Mike Gibson, profesor de Florida Atlantic University, en Boca Ratón.

Luego cuestionó la naturaleza de la convocatoria comercial y expuso los sinsabores que podrían acompañar la propuesta del gran día para ahorrar.

“Quienes organizan la venta especial tienen en cuenta las pérdidas que transcurrieron durante el año, y partiendo de ese principio básico, se plantean la necesidad de aprovechar la temporada de fin de año, cuando los consumidores gastan más en regalos y fiestas”, señaló.

En otras palabras, los grandes proveedores se plantean obtener el mejor provecho posible de las fiestas y formulan sus estrategias para atraer el público.

“Entre las estrategias más comunes destaca la cantidad de unidades de un producto asignada a un precio más bajo”, expuso para explicar que una tienda podría estipular “vender 15 televisores plasma, de buena marca, 55 pulgadas y última tecnología, por 380 dólares, a lo que el comprador número 16 no alcanza pero igual se anima, ya influenciado por la espera para entrar al almacén y lo deseos de tener el equipo, y lo compra por 100 dólares más”.

Análisis sicológico

A esta fórmula mercantil, las grandes empresas suman el factor sicológico que influye en la toma de decisiones del consumidor, teniendo en cuenta la receta de la manipulación.

“Estas jornadas de ventas especiales son muchas veces preparadas para jugar con las debilidades del comprador. Unas veces logran sacar lo peor de nosotros, si ello forma parte de nuestra naturaleza, o la debilidad de organización en los presupuestos que podamos tener”, describió la sicóloga Maritza Delgado, que realiza estudios sobre comportamiento de la sociedad en la sociedad moderna.

“A esto sumamos la escasez de tiempo y la presión que ello puede ejercer sobre nosotros hasta hacernos actuar sin pensar”, comentó.

Y para ilustrar su planteamiento, la especialista argumentó que “normalmente tomamos tiempo para verificar la calidad de productos y comparar precios, sobre todo si se trata de una inversión mayor, como puede ser la compra de un equipo de sonido, una computadora o un automóvil, pero si nos dicen que apenas tenemos unos minutos para decidir, porque sólo tienen una cantidad limitada de unidades, nos dejamos agobiar y perdemos el control por unos minutos porque queremos aprovechar la gran oportunidad que nos han hecho creer”.

A esto, la doctora Delgado añade el factor de la inconsciencia, que puede dominar al individuo hasta conseguir la persuasión y poner fin a una situación, sin pensar en las consecuencias de lo que hace.

“Esto quiere decir que el individuo siente una necesidad aparentemente irremediable de tomar una decisión rápida, sin pensar en la posibilidad de un error, como puede ser la inutilidad del producto que compra o las deudas innecesarias que tendrá que asumir”, detalló.

“Cyber Monday”

Cuando aún no se han recuperado las fuerzas ni los bolsillos del Black Friday, la maquinaria mercantil regresa con el Cyber Monday, o lunes cibernético, para alargar 24 horas el fin de semana de consumo compulsivo.

“La alternativa de comprar en internet aumenta sus posibilidades cada año con el avance de los medios digitales y la comodidad que representa realizar las compras desde un computador en casa”, opinó el economista y profesor universitario.

De esta manera, grandes almacenes, marcas y proveedores de servicios, incluyendo hoteles y aerolíneas, volverán a apostar por una tajada de las ventas el lunes cibernético, como punto final del súper fin de semana.

De hecho, la National Retail Federation, la asociación comercial de minoristas del país, anticipa un aumento sustancial del 36% de ventas, respecto a la misma fecha en 2015, luego de alcanzar 3.190 millones de dólares, un 34% de incremento, el año pasado.

diariolasamericas.com

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>