Venezuela intenta revender en el mercado de deuda, con un fuerte descuento respecto a su valor nominal, una emisión de bonos hecha en diciembre pasado por unos 5.000 millones de dólares, informó The Wall Street (WSJ).

Los bonos emitidos por el Gobierno fueron colocados en el estatal Banco de Venezuela y un corredor chino está intentando revender los títulos entre firmas financieras estadounidenses, según dijeron al Journal operadores que han recibido la oferta.

Recientemente se anunció que Goldman Sachs, el mayor grupo de banca de inversión de Estados Unidos, compró bonos venezolanos por valor nominal de unos 2.800 millones de dólares con un precio de 31 centavos por cada dólar.

Según el Journal, la reventa que está intentando hacer ahora la filial estadounidense del corredor chino, Haitong Securities, tiene un descuento inclusive mayor que el aplicado en la compra de Goldman Sachs, según el diario, que no precisó el precio exacto ofrecido.

“O están verdaderamente desesperados o están aumentando su cuenta de tarjeta de crédito sin planes para pagarla”, dijo el socio de la firma de corretaje Caracas Capital Markets, Russ Dallen, en declaraciones recogidas en el Journal.

Estos bonos, con vencimiento en 2036, no están registrados en las organizaciones internacionales que suelen anotar estas emisiones de deuda y, por lo tanto, no pueden ser comerciados electrónicamente, lo que incrementa el nivel de riesgo, indicó el diario.

Venezuela ha perdido acceso a los mercados de deuda internacionales en los últimos años por las dificultades económicas que atraviesa y que han limitado su capacidad de pagar sus deudas o conseguir efectivo.

El Gobierno está recurriendo a la emisión de bonos, colocarlos en entidades públicas y luego intentar revenderlos internacionalmente a precios de descuento.

Fuente: Efecto Cocuyo