Published On: vie, Jun 7th, 2013

Y se volvieron locos!

  Merentes, Giordani, Ramírez,   Arreaza y los demás

Por: Francisco J. Faraco  

Al fin descubrimos que ocurrió en  nuestra economía el año pasado, nos lo ha revelado la Ing. Edmee Betancourt de García, presidenta de Bandes en el 2012  y actual Presidenta del BCV:   el gabinete económico se volvió loco, enloquecieron todos: Merentes, Giordani, Ramírez,   Arreaza y los demás,  locura que llego al frenesí  cuando decidieron aportar sus haberes de vida  para contribuir con la campaña reeleccionista del Gigante. Los resultados del 7 de octubre justificaron todos sus esfuerzos, sus desvelos por la patria y el socialismo, “la outstanding ovation” que les ofrendó la dirección política militar- civilmilitarista del proceso, fué la prueba máxima de que lo hecho, bien hecho estuvo.

Pero así como todo 11 tiene su 13, también todo 7 tiene su 14,  ese día, en el apuro de “cuadrar” los resultados y sin pensar en lo que ya sabían, (anemia de dólares, desabastecimiento, caos fiscal, desorden monetario, corrupción desbocada y desatada),   urdieron   la más loca  de las locuras: quedarse en el Poder para administrar el Gran Fracaso y tapar el Gran Saqueo. Desde febrero voces autorizadas ( Ecoanalitica, Fedecamaras) y responsables-irresponsables ( Giordani) señalaron que de los sesenta millardos de dólares de importaciones erogados por Cadivi, Sitme,  Pdvsa,  Fonden y similares , unos veinte millardos ( un dólar de cada tres) habían sido autorizados por algunos y liquidados por otros ( BCV) o por los mismos ( Pdvsa,  Fonden y otros ),  a importadores invisibles, para traer productos igualmente invisibles verificados por el Seniat , facturados a precios increíbles también comprobados por el Seniat, continuando una práctica  malandra ( arbitraje lo llaman en los textos ), iniciada en Venezuela desde el fatídico “viernes negro “de 1983 ( en los treinta años siguientes hemos vivido   18 con cambios diferenciales, control cambiario y cárcel cambiaria) cuando optamos por tener dos precios para el dólar, dizque para frenar la inflación y detener la fuga de capital, ambos argumentos    rotundamente desmentidos por los hechos.

El “socialismo de puertos”  lo  iniciamos con fuerza en  2005,  cuando comenzamos a  romper y establecer nuevos records en esta versión “castrochavista”de la NEP. Como es sabido  la NEP de Lenin tenía como objetivo industrializar a la Unión Soviética, la nuestra el de desindustrializar Venezuela;  la primera optó por fabricar cañones en lugar de mantequilla, la nuestra por importar cañones y mantequilla.  Durante el lapso 2005-2008 la tasa anual promedio de crecimiento de nuestras compras externas, se ubicó en 51%, muy parecido al 57% del quinquenio 1973-1978, la denostada Gran Venezuela, pero con una sustantiva y gran diferencia, en los setenta se invirtió muchísimo  en capital fijo y maquinarias, en los dos miles el grueso del gasto en importaciones se fué en llenar los vacios que iban  dejando en los anaqueles de los mercados la caída de la producción nacional, gracias a las  expropiaciones al voleo,  la precarización de la propiedad privada y los sostenidos controles de precios,  en el marco de grandes descontroles de costos.  La segunda ronda revolucionaria se peleo  en dos batallas: la de 2011 con resultados magníficos parecidos a los de 2007 y el Waterloo de 2012, que ha obligado a nuestros guerreros socialistas  a entregarnos en cuerpo y alma al “Impedio del Centdo”, ese mismo cuyo Canciller dijo en fecha reciente: “China es un país grande, los demás son pequeños”.

Pero la locura a la que se refiere la Presidenta del BCV no se limitó a las autorizaciones para  importaciones  repartidas al voleo,  también tuvieron sus cuotas de participación,  esos agujeros negros que  llaman Fonden y Pdvsa. El primero drenó del BCV US$ 10.453 millones y la segunda retuvo  la bicoca de US$ 47.489 millones  (diferencia entre lo que dice en sus libros que exporto y los dólares  que vendió al BCV), administrados no se sabe por quién,  ojala y no sea el famoso Illaramendi,  ni  para qué,  según Giordani  parte se destinó al pago de la “deuda social”, según otros también a la compra de amistades mercenarias, al regalo, en fin, a satisfacer el manirrotismo y el boato principesco de todo nuevo rico.  Estos apartados, que suman casi tanto como el gasto en importaciones (incluidas las reportadas por las empresas de maletín), determinaron que en el  año record en exportaciones petroleras no acumuláramos  un solo dólar en reservas internacionales. Que quede claro, el 76% de los ingresos por exportaciones petroleras registrados en 2012 los uso el gobierno, si quieren más controles,  pónganselos Ustedes mismos.   

No se compran dólares ni productos solo con las ganas, es necesario tener los bolívares en el bolsillo, entonces Presidenta, quien y como nos los puso allí?  La liquidez monetaria, es decir los medios de pago en poder del público, registró el segundo crecimiento real más alto de nuestra historia ( el primero ocurrió en 2006), gracias a la política conducida por el Dr. Merentes, su antecesor,  y el Ing. Giordani, su  mentor,  quienes inundaron  el mercado  de dinero sin respaldo,  financiando parte del enorme déficit fiscal, a la vez que  rebajaron el  encaje, para facilitarle  a la banca incrementar sus préstamos en 50%  (Bs.140 millardos) y sus inversiones en deuda pública en 70% ( Bs. 110 millardos). La inundación  arrastro al bolívar “fuerte”, el mismo que Usted, Presidenta, debe cuidar, cuestión de la que Merentes ni sus antecesores socialistas se ocuparon, el “respaldo”en reservas internacionales llego a 18%, un cuarto del que tenía en 1998. Al convertir Ustedes al bolívar en una moneda feble y además crear, Ustedes también, una estructura de tasas de interés en la cual los “pobres” (se supone que los depositantes) subsidian a los “ricos” (serian estos los prestatarios),  con lo cual solamente los incautos ahorran en bolívares, ya que quienes no lo son, los convierten en divisas y se los llevan  y,  además, sostener una política de  dólar barato para todo y para todos y unas fronteras porosas,  los resultados tenían que ser esta catástrofe, mil veces alertada.

Revista Dinero

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>