Publicado el: Mar, Jun 21st, 2016

Zapatero pide en la OEA “una oportunidad para el diálogo” en Venezuela

Rodriguez-Zapatero-Leonel-Fernandez-Archivo_NACIMA20160527_0142_6
El expresidente español defiende la mediación entre el gobierno y oposición venezolanos como “un proceso de paz preventivo”

El expresidente español José Luis Rodríguez Zapatero pidió este martes ante la Organización de Estados Americanos (OEA) “una oportunidad para el diálogo” entre el Gobierno y la oposición de Venezuela, una labor que describió como “un proceso de paz preventivo” basado en los principios de respeto a la democracia y los derechos fundamentales. “La paz es la tarea”, defendió Zapatero durante la sesión extraordinaria celebrada en la sede del organismo en Washington a petición del ejecutivo de Nicolás Maduro que todas las partes trabajen “porque la historia de Venezuela termine bien”.

“Demos una oportunidad al diálogo”, aseguró Zapatero en la sesión extraordinaria del Consejo Permanente de la OEA como parte del equipo mediador que forma junto a los expresidentes Leonel Fernández (República Dominicana) y Martín Torrijos (Panamá) a instancias de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur). El exmandatario español defendió en Washington la “plena imparcialidad” de su mediación, que buscará “el equilibrio y la objetividad”.

Se trata de las primeras declaraciones públicas de Zapatero desde el comienzo de sus tareas como mediador. Este martes, tras más de una veintena de reuniones con ambas partes, detalló la hoja de ruta que seguirá el diálogo tras la fase exploratoria actual: abordar la separación de poderes y los conflictos institucionales, la reconciliación entre las partes implicadas, la defensa del principio de solidaridad y cooperación, el cumplimiento de los plazos electorales y constitucionales y, finalmente, “una nueva y decidida acción por el desarme”.

“El pueblo venezolano quiere la paz, quiere el diálogo”, dijo el exgobernante, que recordó recordó el “clima de convivencia” y el deseo “abrumador” del pueblo venezolano a favor de la resolución de la crisis política percibidos durante su presencia en el país como observador internacional de las pasadas elecciones. Zapatero también considero “de un alto valor” que el Gobierno de Maduro apoyara su visita al líder opositor Leopoldo López en la prisión de Ramo Verde.

En este contexto, el político español pidió el apoyo del organismo que este mismo jueves considerará en una sesión extraordinaria la activación de la Carta Democrática. Esta opción ha sido rechazada por Caracas y reclamada casi con la misma intensidad por parte de la oposición venezolana, ya que puede derivar en la suspensión del país como estado miembro de la OEA. La canciller venezolana Delcy Rodríguez defendió en Washington el diálogo promovido por Maduro “en defensa de la paz y la democracia”.

La iniciativa que lideran los tres expresidentes de España, Panamá y República Dominicana ha recibido el respaldo de la mayoría de los miembros de la OEA, incluido Estados Unidos, que la semana pasada abrió un diálogo directo e inmediato con Caracas. El representante estadounidense, Michael Fitzpatrick, reiteró que “el pueblo venezolano no puede permitirse más retrasos a la solución de los problemas que enfrentan”. Su homólogo argentino, Julio César Ayala, destacó que el diálogo será una “ardua tarea” pero debe ser apoyado “por todas las partes”.

El secretario general de la OEA, Luis Almagro, defendió en declaraciones a EL PAÍS que la salida a la crisis de Venezuela pasa por la celebración de un referéndum revocatorio de la presidencia de Maduro, así como la liberación de los presos políticos y la entrada de ayuda humanitaria al país. Almagro también afirmó que el diálogo impulsado por los tres expresidentes no debe convertirse en un “mecanismo para ganar tiempo”.

La Mesa de la Unidad Democrática, que representa a los grupos opositores venezolanos, ha acusado a las autoridades del país de restringir la libertad de expresión y encarcelar a decenas de disidentes y activistas López, preso desde 2014. La oposición ha aceptado la oferta de diálogo presentada por Zapatero, pero con la condición de que se fije antes la fecha del referéndum revocatorio, se libere a los presos políticos y se respeten las decisiones de la Asamblea Nacional.

El Gobierno de Maduro ha recriminado a la Organización su supuesta parcialidad a favor de los grupos de la oposición y ha criticado al secretario general de tener una posición “intervencionista” y servir a los intereses de Estados Unidos. El país se encuentra inmerso en una profunda crisis económica marcada por la caída de los precios del petróleo y la escasez de alimentos y medicinas

elpais.es

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>