Published On: jue, Jun 26th, 2014

Maduro desesperado por las críticas dentro del chavismo

Maduro rechaza a «trasnochados de izquierda» y busca poner orden dentro del chavismo

Preocupado por señales de que el descontento nacional ha comenzado a contagiar a sus partidarios, el régimen de Nicolás Maduro está tratando de poner orden dentro de sus propias filas. El gobernante bolivariano ha lanzado por un lado nuevos llamados al chavismo para mantener la unidad, y por el otro amenaza con excomulgar a todo aquel que exprese una opinión disidente.

Las manifestaciones internas de descontento se acentuaron tras la reciente destitución del ministro de Planificación Jorge Giordani, quien fue acusado, por sectores cercanos a Maduro, de haber traicionado la Revolución.

Pero Giordani, quien fuera el gurú ideológico del fallecido presidente Hugo Chávez, aún tiene sus dolientes dentro del chavismo que lo ven como un revolucionario cabal que trató de salvar el proceso de factores de corrupción enquistados en la cúpula del movimiento.

“¿El traidor es Giordani porque, por ejemplo, denunció la asignación de dólares a empresas de maletín y propuso cursos de acción para impedir que eso siguiera ocurriendo? o ¿traidores son, aunque eso no se dice, los que asignaron los dólares que hoy requieren los Hospitales, o necesarios para la producción y para satisfacer las necesidades del pueblo? Creo que estamos desviando la atención de lo verdaderamente importante”, escribió el ex ministro de Educación Héctor Navarro.

“¿Es que no va a haber respuesta a las denuncias de Giordani? ¿Nos conformaremos con señalarlo como traidor y en consecuencia no discutiremos la denuncia sobre la presencia del ‘grupo francés’ y lo que se estaba negociando a espaldas de los intereses de la república?”, cuestionó Navarro.

La reacción del madurismo no se hizo esperar y Navarro fue suspendido de la dirección Nacional del oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).

La dirección decidió “mi pase al Tribunal Disciplinario del partido” y también el cese “inmediato en mis funciones como miembro del mismo, de manera que […] hasta que yo sea juzgado adecuadamente, no represento formalmente a mi partido el PSUV”, dijo Navarro en una comunicación pública.

Maduro, por su parte, advirtió el miércoles por la noche en un acto público en el estado Aragua, que ha llegado el “tiempo de definiciones” para los chavistas.

“Nada ni nadie nos va a sacar del trabajo que nos dejó el comandante Chávez, nadie ni nada nos va a sacar, ni la derecha golpista ni la izquierda trasnochada”, afirmó Maduro, quien señaló que hay “pequeños burgueses vacilantes” que quieren confundir al pueblo “con ropaje de izquierda”, unos “desleales” que “cuando fueron ministros fracasaron toditos”.

Pero la de Navarro no es la única voz influyente dentro del chavismo que ha salido en defensa de Giordani.

“Exhortamos a la AN (Asamblea Nacional) que desempolve la ley contra la corrupción y se castigue a los corruptos: Esos son los grandes traidores a la Revolución”, escribió en su cuenta de Twitter la vicepresidenta del Parlamento Latinoamericano, capítulo Venezuela, Ana Elisa Osorio.

Maduro –cuyo mandato se ha visto empañado por un creciente descontento y una de las mayores crisis económicas en la historia reciente del país– trata ahora de navegar las peligrosas aguas de la discordia enviando un mensaje mixto a las bases, que clama a favor de la unidad, pero que enseña los dientes y advierte que la disidencia interna viene acompañada de un alto costo.

“Como hijo leal de Chávez lo digo, fuerzas disolventes pretenden incubarse desde adentro”, comentó Maduro esta semana durante un acto público donde exigió la “máxima lealtad y disciplina a las fuerzas revolucionarias”.

En una carta emitida horas después de su remoción, Giordani responsabilizó a Maduro de ser el verdadero responsable de la crisis económica, marcada por una galopante inflación y una feroz escasez, acusándole de no hacer nada para contener la corrupción, que ha generado miles de millones de dólares en pérdidas para el país, y de gastar dinero irresponsablemente sin tomar en cuenta sus consecuencias fiscales.

Bajo Maduro, “se inició una nueva oleada de grandes gastos sin los requisitos diseñados, y con el agravante de los gastos aprobados por el Gobierno de calle, decididos sin estudio previo, improvisados de hecho”, escribió Giordani.

“Resulta doloroso y alarmante ver una Presidencia que no transmite liderazgo, y que parece querer afirmarlo en la repetición, sin la debida coherencia de los planteamientos como los formulaba el Comandante Chávez, y en el otorgamiento de recursos masivos a todos quienes lo solicitan sin un programa fiscal encuadrado en una planificación socialista que le dé consistencia a las actividades solicitantes”, agregó.

Para el analista Rafael Revilla, las sanciones contra Giordani y Navarro envían una clara señal dentro del partido de gobierno.

“La señal es que están saliendo de los chavistas tradicionales, están saliendo de los que acompañaron [desde un inicio] a Chávez”, comentó Revilla en Miami.

Y cualquier manifestación de apoyo a favor de cualquier dirigente del chavismo que se muestre crítico abiertamente hacia Maduro tendrá que ser sancionado, explicó el analista Luis Vicente León, presidente de la firma Datanálisis.

Maduro, “tenderá a endurecer su posición interna para evitar cualquier disidencia”, escribió León en su cuenta de Twitter.

“La primera etapa de Maduro se caracterizó por el intento de negociación interna. La segunda tenderá a ser más frontal”, para tratar de mantener una cohesión interna del chavismo, objetivo que luce será más difícil de conseguir conforme se agudice la crisis.

“En la medida en que se manifiesten las diferencias internas en el chavismo, se enviarán más mensajes ‘ejemplarizantes’ ”, señaló León. “Hasta ahora, las reacciones del Presidente frente a la disidencia interna han sido de bajo perfil. Tenderán a ser más contundentes”.

Maduro rechaza a «trasnochados de izquierda»

El presidente Nicolás Maduro salió al paso el miércoles a críticas de exministros y colaboradores del fallecido presidente Hugo Chávez que han puesto en duda el liderazgo del mandatario frente al gobierno.

Maduro, sin mencionar nombres, rechazó ser atacado desde las filas oficialistas.

«Bien desconsiderados son algunos de estos trasnochados de izquierda, atacando en el momento que el enemigo (la oposición) busca cortarnos la cabeza y destruirnos», dijo el gobernante durante la inauguración de un almacén estatal.

«Llegará el momento en que yo diga muchas verdades… no me las voy a callar; que el pueblo sepa que las voy a decir para que se caigan máscaras que ahora están tratando de confundir al pueblo y de animar a los factores de ultraderecha con sus conductas sinuosas, vacilantes, acusándome a mí que soy un nuevo Stalin», indicó Maduro, en alusión a las críticas de algunos de que estaría traicionando el legado del fallecido presidente Chávez.

Stalin ha sido señalado históricamente de consolidarse en el poder valiéndose de la figura del fallecido líder ruso Vladimir Lenin al frente de la Unión Soviética en el siglo pasado.

«Yo simplemente soy el hijo de Chávez en la tarea que él me dejó, cumpliéndola de manera honesta, humilde, trabajando todos los días de manera leal», enfatizó Maduro, elegido heredero político por Chávez y ganador de los comicios de abril del 2013.

Sin mencionar a ninguno de los exministros, Maduro dijo 1ue enfrentará a «los desleales» a «los que quieren con ropaje de izquierda tratar de confundir» y piden ahora «lo que no hicieron jamás cuando fueron ministros y fracasaron toditos».

Maduro habló un día después que el exministro de Educación, Héctor Navarro, se solidarizó con el recientemente despedido ministro de Planificación Jorge Giordani, uno de los más cercanos colaboradores de Chávez, quien afirmó en una carta tras su salida del cargo que Maduro «no transmite liderazgo», da una «sensación de vacío de poder» y «abre el camino para la reinstalación de mecanismos financieros capitalistas» en Venezuela.

Navarro, otro de los exministros de Chávez, confirmó el miércoles que fue suspendido del oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela y pasado al tribunal disciplinario, que podría acarrearle la expulsión de esa organización partidista.

Horas más tarde, en un masivo acto partidista en el estado central de Aragua, Maduro exigió «máxima lealtad y disciplina» a los miembros del PSUV y acusó de divisionistas a los exministros de tratar de «hacer una fisura» en la alianza oficialista.

Afirmó que los «escritores de estas cartas» forman parte de «la izquierda trasnochada que pretende retomar su rumbo de divisiones y más divisiones. Ya es suficiente de esa izquierda trasnochada, grupalista, fraccionalista que dañó y mató el proyecto y la esperanza popular en la década de los 70, de los 80, que no supo dirigir a este pueblo nunca». Maduro ha advertido «el que no esté de acuerdo que se vaya» de las filas oficialistas.

Giordani cuestionó además en la carta que Maduro otorgue «recursos masivos a todos quienes lo solicitan sin un programa fiscal encuadrado en una planificación socialista». Navarro pidió que no se tildara de «traidor» a Giordani y expresó la necesidad de que se investiguen sus denuncias. El exministro de Planificación es considerado uno de los funcionarios del gobierno más fuertemente anclado con las ideas marxistas-leninistas y del férreo control estatal de la economía.

Tras la elección de Maduro, Giordani se mantuvo en el cargo de ministro de Planificación, que asumió en marzo de 2009. También fue ministro de Planificación entre febrero de 1999 y mayo de 2002. Ocupó además ese cargo en abril del 2003. En ese despacho permaneció hasta enero del 2008.

Maduro anunció la semana pasada cambios de ministros para refrescar «áreas vitales» del gobierno. El presidente designó nuevos ministros en las carteras de Alimentación, Educación Superior, Transporte Acuático y Terrestre.

Venezuela enfrenta una aceleración de la inflación —con un acumulado de 60,9% en los últimos 12 meses— en medio de crecientes problemas de desabastecimiento, cuyo índice cerró en enero pasado en 28%, uno de los niveles más alto desde que comenzó a difundirse el indicador en el 2009. Desde enero las autoridades no han vuelto a divulgar el índice de desabastecimiento.

El Nuevo Herald

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>